Ehrlichiosis


La erliquia o erliquiosis canina es una enfermedad que afecta a perros, sin embargo éstos no pueden transmitírsela a humanos. Está causada por una bacteria transmitida por garrapatas. La bacteria del género Rickettsia se transmite por la mordedura de los parásitos, por lo tanto la mejor forma de prevenir la enfermedad es previniendo los parásitos.

Produce anemia, además de afectar a la médula ósea y al sistema inmunitario de los canes.

Algunos de los síntomas que produce son:

* Signos neurológicos
* Cambios de comportamiento y ánimo
* Letargo y falta de coordinación
* Pérdida de peso por falta de apetito
* Hemorragias y convulsiones espontáneas
* Inflamación de las articulaciones, cerebro o ganglios
* Problemas respiratorios
* Uveítis
* Mucosas pálidas
* Fiebre

En ocasiones se presenta conjuntamente con Leishmaniosis. 

Se diagnóstica a veces con un test realizado con sangre, otras por hemocitología y observación directa del parásito, y a veces por los cambios analíticos en el hemograma y bioquímica sanguínea que sumados a los síntomas hacen presuponer un diagnóstico de ehrlichiosis.

TRATAMIENTO

Se trata mediante antibióticos. El tratamiento es largo pero muy efectivo. Tras el tratamiento se deben repetir las pruebas de diagnóstico para cerciorarse de que la enfermedad ha desaparecido.